Psicólogos en Torrejón de Ardoz - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoentorrejon@gmail.com

La depresión invernal, sus síntomas y cómo combatirla

La depresión invernal, sus síntomas y cómo combatirla

Casi todas las personas se sienten un poco tristes durante el invierno, cuando las bajas temperaturas y los días más cortos en los que anochece temprano hacen que nos quedemos más tiempo metidos en casa y no salgamos tanto. Pero para muchas personas el invierno hace que su estado de ánimo sea constantemente más bajo de lo que es habitual en ellas. Esto es lo que llamamos depresión invernal, conocida también como Trastorno Afectivo Estacional, que suele durar hasta que llega la primavera y afecta más o menos al 30% de la población.

Este trastorno está encuadrado dentro del grupo de depresiones de tipo endrógeno, que son las que no se explican mediante antecedentes de tipo patológico, y se la asocia al descenso en la cantidad de tiempo de luz solar. Las zonas donde se da más habitualmente la depresión invernal son aquellas en las que las diferencias de clima entre las estaciones del año son especialmente intensas y notables.

Algunos estudios basados en fotobiología han comprobado que esta carencia de luz solar no sólo causa la aparición del trastorno, sino también otros efectos en la salud como insomnio, estrés y ansiedad, fatiga crónica, mareos e incluso disminución del deseo sexual e impotencia.

Al haber menos luz solar, nuestro cerebro libera hormonas que se encargan de recular el sueño, el apetito y la temperatura del cuerpo. Una de las hormonas liberadas es la melatonina, responsable no sólo de la temperatura corporal sino también de los ritmos y hábitos estacionales. Por eso, al producirse melatonina en mayor cantidad durante las semanas de menos luz se reduce la producción de serotonina, que es la responsable de nuestro estado de ánimo y que cuando sus niveles son bajos hace que surjan las depresiones.

Síntomas de la depresión invernal
Hay unos síntomas principales que suelen ser comunes en las personas que padecen Trastorno Afectivo Estacional.

  • Tristeza. Es, junto a la desesperanza, el síntoma más común y habitual de este trastorno. Suele provocar falta de interés en las actividades que gustan a la persona afectada y con las que suele entretenerse. Estos síntomas no suelen darse en otras estaciones del año.
  • Somnolencia y cansancio. La represión provocada por este trastorno suele hacer que la persona prefiera pasar más tiempo durmiendo, tumbada o viendo la televisión. Pero tras haber dormido, no se siente más descansada. Otros problemas que pueden aparecer son el insomnio u otros trastornos del sueño.
  • Irritabilidad. Es habitual que las personas afectadas por la depresión invernal se encuentren más irritables que en otros periodos del año. Tanto la irritabilidad como la ira son otros dos de los síntomas más característicos.

Cómo combatir la depresión invernal
Pero el hecho de que la depresión invernal pueda ser algo “natural” debido a la naturaleza y a la disminución de luz solar no significa que nos tengamos que quedar de brazos cruzados. Si queremos que no nos afecte, prevenirla o plantarle cara, lo primero que debemos hacer es mantener tanto en casa como en nuestro lugar de trabajo un nivel de iluminación adecuado, además de llevar una dieta regulada y tratar de dormir adecuadamente.

En el caso de necesitar un tratamiento especializado, una técnica que ha demostrado tener muy buenos resultados es la terapia con luz o fototerapia, aunque en el 50% de los casos la terapia por sí misma no resulta suficiente. De ser así, se suele disminuir sus síntomas mediante terapia de conversación o recetando antidepresivos.

Leave a comment

Your email address will not be published.