Psicólogos en Torrejón de Ardoz - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoentorrejon@gmail.com

Plantar cara a las tentaciones partiendo de un top mental

Plantar cara a las tentaciones partiendo de un top mental

Todo el mundo sabe que las tentaciones son enemigos muy poderosos, contra los que en muchos casos perdemos la batalla y nos dejamos derrotar por algo muy atrayente. Y la diferencia entre la meta que nos habíamos puesto y lo que después hacemos supone un fallo de nuestro propio autocontrol.

Siempre que tenemos una obligación y nos enfrentamos a una tentación, existen límites que no debemos sobrepasar y hábitos que no debemos adoptar. Pero en ocasiones la cosa no es tan fácil. Entonces, para no fracasar y ceder, podemos crear lo que se conoce como “top mental”. Esta es una idea que partió de un grupo de investigadores de la Universidad de Houston que llevaban a cabo una investigación con personas que querían controlar su consumo diario de alimentos.

Para el estudio, dividieron a los participantes en dos grupos a los que se facilitó una lista de alimentos en la que cada uno mostraba un número representativo de las calorías que aportaban. Una vez hecho esto, se pido a uno de los grupos que establecieran un límite máximo de calorías que podrían ingerir, y al otro se le permitió actuar con total libertad.

Al finalizar el estudio, se detectaron dos patrones de comportamiento. El primero es que no basta con establecer un “top mental”, sino que también necesitan tener una meta consciente. Y el segundo es que cuando el límite es establecido por la propia personas no tiene tanta eficacia como cuando el límite es establecido por un profesional.

Esto lleva a la conclusión de que vencer a la tentación requiere de tres factores:

  • Tener una meta. O lo que es lo mismo, proponerse algo de manera consciente.
  • Definir un límite. Establecer la meta no es suficiente, y es necesario también planificar pasos pequeños y definir de manera muy clara cuáles son los límites que no debemos superar y hasta dónde podemos llegar. Así, evitaremos caer en el error de pensar que “pasar ese límite sólo un poco no supondrá mucha diferencia”.
  • Seguir las indicaciones de un especialista que nos ayude a establecer ese “top mental”, ya que aparentemente nuestro propio autocontrol y autoridad no resultan suficientes para mantener las tentaciones a raya. Y el tener un referente como es el profesional ayuda a moderar los propios impulsos al menos al principio, cuando el cambio es más difícil que cuando uno ya se ha acostumbrado.

Este concepto de “top mental” es sencillo y al mismo tiempo muy eficaz, y puede ser aplicado a otros aspectos de nuestra vida porque ayuda a centrarnos en un objetivo que marcamos y no desperdiciar recursos cognitivos en otras cosas.

Leave a comment

Your email address will not be published.