Psicólogos en Torrejón de Ardoz - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoentorrejon@gmail.com

El poder que tienen sobre nosotros las adicciones

El poder que tienen sobre nosotros las adicciones

Las adicciones son un problema conocido por todos, y muchos también conocemos a personas que las sufren. Algunas con muy comunes y conocidas, como pueden ser la ludopatía, el tabaco o el consumo de alcohol. Otras, menos. Y otras han llegado en los últimos tiempos con las nuevas tecnologías, como es el caso de la adicción a Internet o a las aplicaciones de mensajería en los teléfonos móviles.

Se considera adicta a una persona que no puede prescindir del consumo de una sustancia concreta, o tienen tal dependencia psicológica (y en ocasiones incluso fisiológica) que le resulta muy difícil dejar dicha sustancia de lado. Existen otras adicciones (aunque no están aún reconocidas oficialmente como tales) en las que de lo que la persona no puede prescindir no es una sustancia, sino un acto, como ocurre con la adicción al sexo, al trabajo o al uso de Internet o el teléfono móvil.

Las adicciones pueden cambiar la vida de una persona completamente. En el caso de las personas adictas a las drogas, se sufre un cambio a nivel físico, psicológico, emocional y de vida social que los hace prácticamente desaparecer. Esto también ocurre en las personas adictas al juego, a lo que también se une los problemas económicos que la adicción provoca.

En el caso de las personas adictas a Internet también la vida social se ve muy afectada, al dedicarse el tiempo a estar navegando con el ordenador, la tablet o el teléfono móvil y no tener interacción social. Y con el uso del teléfono móvil (y que también puede aplicarse a Internet), la vida social pasa a ser algo que se lleva a cabo delante de la pantalla y no en “el mundo real”.

Por ello, las adicciones afectan de manera muy negativa a diferentes áreas de la vida:

  • A nivel social, las personas que padecen una adicción tienen tendencia a distanciarse y alejarse de las personas de su entorno, centrándose casi únicamente en los efectos placenteros de su adicción. Esto ocurre incluso con las personas fumadoras, que a menudo llegan a sentir que sólo les comprenden las personas que también fuman ya que tienen la misma prioridad y adicción, de manera que se alejan de quienes no son fumadores.
  • En el aspecto psicológico, la persona adicta suele pasar a mostrarse menos positiva y alegre de lo que eran antes de sufrir su adicción, y se pueden ver en ellas síntomas de depresiones o baja autoestima (esto se ve con más claridad en personas adictas a la cocaína o al alcohol).
  • En cuanto al físico, las personas con adicciones tienden a no cuidar su aspecto e incluso dejar de lado la higiene. Esto ocurre porque la necesidad de centrarse en su adicción les lleva a relegar a un plano menos importante los cuidados más necesarios.

Por ello, es fundamental ser consciente de los propios límites y tenerlos muy en cuenta a la hora de consumir o dedicar tiempo a algo que pueda resultar adictivo, así como tener una buena autoestima y saber bien lo que queremos y lo que no deseamos. Y no olvidar nunca ser asertivo y saber decir “NO” a aquello que pueda ser perjudicial.

Leave a comment

Your email address will not be published.