Psicólogos en Torrejón de Ardoz - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoentorrejon@gmail.com

Las mascotas ayudan a nivel psicológico

Las mascotas ayudan a nivel psicológico

Muchos estudios han podido demostrar que las mascotas pueden ayudarnos a superar no sólo la soledad sino también traumas, depresiones, así como ayudarnos a sobrellevar el duelo. Y cuando caemos en la apatía y no tenemos ni las fuerzas ni la motivación para hacer las cosas, lo primero que debemos hacer es poner en marcha el motor y salir de la dejadez.

Para hacerlo muchas veces nos hace falta contar con un apoyo externo, tener algo o a alguien que nos ayude a salir del pozo en el que nos hemos metido. Y cuando no se tiene a una persona a la que recurrir para que nos apoye, una mascota puede aportarnos eso que tanto necesitamos.

Existen lugares en los que se utilizan animales como los perros o los caballos para llevar a cabo terapias que despierten emociones gratas en los pacientes. Pero si no se tiene la posibilidad de acudir a un lugar de este tipo, hay que tener una alternativa.

Ya en el año 2005, en un estudio se comprobó que los dueños de mascotas se sentían solos rara vez, o nunca, y tenían más facilidad para hacer nuevas amistades, así como más personas a las que recurrir cuando pasaban por problemas o crisis personales en comparación con quienes no tenían animales de compañía.

Los beneficios que las mascotas nos aportan son, entre otros:

  • Sentirnos menos solos: Cuando perdemos a alguien, ya sea una ruptura sentimental o un ser querido que fallece, sentimos un vacío dentro de nosotros que las cosas materiales no pueden cubrir, ya que la persona que hemos perdido, además de su presencia, nos aportaba emociones, una manera de estar, y sentimientos. Las mascotas ayudan a que esa sensación de soledad sea menor.
  • Organizarnos y gestionar nuestro tiempo: Tener que llevar a cabo rutinariamente tareas para cuidar a nuestra mascota como cepillarla, mantenerla limpia, pasearla si es un perro, limpiar su hábitat y darle de comer, son tareas a las que tenemos que dedicar tiempo, que nos entretienen y que nos mantienen “en movimiento”. Eso nos ayuda a dejar los pensamientos negativos de lado.
  • Nos generan emociones: Una mascota transmite lo que siente sin necesidad de palabras. Y el contacto con ella nos hace saber cuándo se encuentra feliz, cuándo se siente agradecida, si quiere que la acariciemos, si busca nuestra atención… Eso nos aporta sentimientos de alegría y de ternura.
  • Hace que nos movamos: Si se tiene una mascota como un perro, a la que hay que sacar a pasear, nos mantenemos activos al mismo tiempo. Si no tenemos mascota, siempre nos queda la opción de colaborar con una perrera o una asociación de animales, o cuidar mascotas de algún amigo o conocido. Eso nos aporta una razón para movernos de una manera constructiva y también gratificante.
  • Ser responsables: Cuando se tiene una responsabilidad hacia alguien o algo, nos implicamos en la tarea. Eso hace que tengamos voluntad para hacerlo y si, además, se trata de satisfacer las necesidades de otro ser, genera en nosotros la satisfacción de saber que le estamos dando lo que necesita.

Una mascota puede ayudarnos a que nos relacionemos de nuevo con el mundo, y nos reencontremos con emociones que pensábamos que habíamos perdido. Pero no hay que dejar nunca que esto absorba nuestro tiempo. Se trata de disfrutar de los momentos que pasemos con nuestro animal de compañía, y de todo lo que éste nos aporta.

Leave a comment

Your email address will not be published.