Psicólogos en Torrejón de Ardoz - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoentorrejon@gmail.com

Qué es la Psicología Perinatal

Qué es la Psicología Perinatal

La Psicología Perinatal es un campo de la psicología que abarca las diferentes etapas del embarazo, el parto y el puerperio, pero no se queda ahí, sino que también continúa con la relación de la madre con el recién nacido hasta que tiene una edad de unos 3 años.

El interés de esta rama de la psicología está centrado en establecer vínculos tempranos saludables de la mejor manera, algo fundamental para el desarrollo psicofísico durante la infancia. Así, la Psicología Perinatal considera aquellas dificultades que puedan surgir, así como aquellas que se puedan encontrar incluso antes.

Todo embarazo supone para la futura madre una serie de adaptaciones no sólo físicas, sino también emocionales, que ponen en juego muchos aspectos y generan una carga que puede resultar, en ocasiones y por diferentes motivos, agobiante, creando una crisis evolutiva. Entre estos motivos pueden encontrarse la dificultad para adaptarse al papel de madre, los problemas que se hayan tenido anteriormente en otros embarazos o para lograr concebir, las carencias afectivas, los estados depresivos y los típicos y comprensibles temores en cuanto al embarazo y al momento del parto.

En este aspecto, la Psicología Perinatal puede servir de ayuda en la confusión que surge debido a estos sentimientos, ordenándolos hablando de la situación que se vive y de los temores y dudas que se tienen, además de reforzando los aspectos positivos. Esto hace que se viva el embarazo de una forma más calmada y tranquila, y se pueda encaminar de manera más segura la maternidad.

Tras el parto
Es posible que los problemas surjan más tarde, tras dar a luz, y la madre se sienta abrumada por las demandas de su bebé. Esto, sumado a la necesidad que tiene el cuerpo de recuperarse del esfuerzo del parto, y el cansancio, puede llegar a sobrecargar.

No hay que olvidar que no todas las mujeres se encuentran en la situación más favorable o cuenta con la ayuda más adecuada, circunstancias que pueden provocar multitud de preocupaciones y temores que pueden resultar difíciles de sobrellevar y causar una depresión. Hay ocasiones en las que la depresión se detecta más tarde porque ha sido solapada o cubierta por otras situaciones, y esto es un riesgo para la relación con el bebé, pues puede afectar al vínculo afectivo.

Esto puede provocar que la madre tenga dificultad para entender y cumplir las demandas del bebé, lo que a su vez puede provocar posteriores trastornos en el desarrollo tanto físico como emocional del niño.

Leave a comment

Your email address will not be published.