Psicólogos en Torrejón de Ardoz - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoentorrejon@gmail.com

Cómo afectan los videojuegos a los niños y adolescentes

Cómo afectan los videojuegos a los niños y adolescentes

Los videojuegos, como medio de entretenimiento para los niños y adolescentes frente a la televisión, genera un problema que es la estructura tanto repetitiva como de recompensa con la que cuenta. Esto puede llevar a una dependencia que lleva al niño o adolescente a estar pendiente del juego en todo momento para no perder ninguna de las recompensas que se puedan obtener.

Esto supone una pérdida de tiempo considerable que puede acarrear falta de concentración y atención en clase, problemas para hacer los deberes de una manera adecuada, e incluso aislamiento respecto a otros niños en el colegio.

La adicción a los videojuegos puede llegar a ser tan intensa que interfiera en cualquiera de las actividades que el niño tenga que realizar durante el día. Bañarse, vestirse, comer, hacer los deberes, ordenar su habitación… todo se ve afectado, así como la realidad emocional, familiar y social.

Vigilar el “ocio digital” del niño
No se puede decir que todo niño o adolescente que juegue con videojuegos vaya a desarrollar una adicción, como tampoco que los videojuegos sean una actividad negativa para la vida social o el desempeño escolar. De entrada no se puede conocer la medida en la que los videojuegos afectarán a la vida académica y social de los niños y jóvenes, su predisposición a la dependencia de los mismos o lo vulnerables que pueden ser hacia las recompensas o estímulos repetitivos que los videojuegos les aportan.

Es por ello que los padres deben tener muy en cuenta ciertos aspectos al permitirles utilizar los videojuegos.

  • Personalidad. Si se trata de un niño o adolescente con poca tendencia a reflexionar, caprichoso, de carácter impulsivo que busca obtener recompensas inmediatas y se altera o enfada al no lograr lo que quiere, tendrá más tendencia a depender de los videojuegos y el ocio digital.
  • No pasar más de una hora jugando. Los padres deben controlar el tiempo que se pasa utilizando los videojuegos, y en especial los más pequeños no deben pasar más de una hora con esta actividad.
  • Edad y ambiente familiar. Estos dos aspectos, así como la madurez del pequeño, son fundamentales en su iniciación con el mundo de los videojuegos y posteriormente en la organización de los juegos que usarán y el tiempo que pasan con ellos.
  • Adolescentes. Su caso es especialmente importante porque a esta edad es cuando la influencia negativa puede afectar con más intensidad. Actualmente esta franja de edad es la que ha hecho surgir más casos de adicción o dependencia al entretenimiento electrónico.
  • Contenidos apropiados. Este aspecto también es de suma importancia ya que en la actualidad se dan al mismo tiempo el aumento de casos de violencia en el hogar o el centro de estudios y el aumento de juegos con alto contenido violento.

Respecto a este último punto, la violencia habitual en los videojuegos y la manera en que afecta a los adolescentes no deja de generar debate en nuestra sociedad en el que por un lado los jugadores y algunos especialistas afirman que son casos aislados y, por otro lado, asociaciones y padres alerta de la manera en que pervierten a los jóvenes o les afectan negativamente.

Lo más importante a la hora de gestionar la relación de niños y adolescentes con los videojuegos es saber cómo evitar los peligros del entretenimiento digital y, al mismo tiempo, cómo aprovechar los beneficios educativos que pueden aportar.

Leave a comment

Your email address will not be published.