Psicólogos en Torrejón de Ardoz - Madrid

Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologoentorrejon@gmail.com

Qué hacer si tenemos un ataque de ansiedad

Qué hacer si tenemos un ataque de ansiedad

Los ataques de ansiedad, también conocidos como ataques de pánico o de angustia, son un trastorno que afecta a muchas personas y que puede, como sabemos, incapacitarnos para muchas de nuestras tareas diarias. Estos ataques provocan un pánico o miedo de gran intensidad, dificultades a la hora de respirar, sensación de asfixia, síntomas que se suelen asociar a los infartos e incluso pérdida del conocimiento.

La duración de un ataque de ansiedad va de los 15 minutos a los 30, y después de terminar suele quedar una sensación de intenso cansancio o agotamiento, como si nos hubiera pasado un camión por encima.

Qué podemos hacer durante un ataque de ansiedad
Pues lo mejor que podemos hacer es… nada. Simplemente tenemos que reconocer que se rata de un ataque de ansiedad y esperar a que termine. Y lo mejor es no hacer nada porque tanto si intentamos luchar contra ello como si no, va a durar exactamente lo mismo: de 15 minutos a media hora. Y lo peor son los primeros cuatro minutos. Por tanto, cualquier cosa que intentemos vamos a llevarla a cabo casi siempre cuando las peores sensaciones ya han empezado a remitir.

Durante esos minutos iniciales, excepto si se trata de una persona muy especializada en meditación, cualquier intento de luchar contra el ataque probablemente fracasará. Y ese fracaso a menudo hace aumentar la angustia, ya que uno empieza a pensar que no es capaz de detenerlo, o que lo que les han recomendado no da resultado, etc.

Por ello, si se sufre un ataque de ansiedad hay que reconocer que se trata de eso, que en unos 4 o 5 minutos habrá pasado la peor parte y que poco después habrá terminado. Y tener muy presentes cuatro cosas:

  1. Hay que reconocer que se está experimentando un ataque de ansiedad.
  2. Ser conscientes de que no hay un peligro real para la propia vida, que no se va a sufrir asfixia y que no se trata de un infarto.
  3. Saber que en breve nos vamos a sentir mucho mejor.
  4. Si estamos en un lugar diferente a nuestra casa, no intentar huir sino encontrar un espacio en el que podamos esperar hasta que pase. En una fiesta hay que intentar encontrar un lugar relajado, si se está conduciendo hay que parar el coche, o si se va por la calle sentarse en un banco que haya cerca.